¿Copywriter o redactor de contenidos? Para muchos a la hora de escuchar estos dos nombres piensan de inmediato que uno es sinónimo del otro, pero la realidad es que existen algunas tenues diferencias.

Es cierto, ambos escriben y generan textos que enganchan a los usuarios con los contenidos de tu marca, pero la verdad es que tienen objetivos distintos a la hora de desarrollar una pieza escrita e incluso se podría decir que el copywriter es una especialización del redactor por las características con las que cuentan.

Para entender mejor cuáles son las pequeñas diferencias entre uno y otro veamos cada uno de los perfiles.

El perfil del redactor de contenidos

Empecemos con el perfil que nos es más familiar, el redactor de contenidos.

En resumidas palabras esta persona tiene como objetivo el informar, educar, entretener al lector por medio de los textos que hace; su finalidad es crear ese engagement que la marca busca al conectar con los sentimientos o las necesidades de su público meta.

Los textos que realiza un redactor se distinguen por ser de utilidad para el lector, y gracias detonar la navegación entre páginas, lo que suma a las métricas de retención y al posicionamiento SEO del sitio web.

Un redactor de contenido es perfecto para crear un calendario editorial bien marcado con fechas de entregas, publicación y para tener una visibilidad completa de los temas que pueden ser perfectos en uno u otro memento.

Teniendo en cuenta esto, podemos decir que el redactor se enfoca más en la creación de blogs, redacción para SEO, textos de sitio, fortalecimiento de branding, entre otros escritos para alentar en tránsito en el sitio web.

El perfil del copywriter

Ahora conozcamos qué es un copywriter.

Algo que distingue a las personas con este perfil es que usan técnicas de persuasión en su forma de escribir con el objetivo de convencer al lector que necesita tu producto o de servicio para resolver una necesidad que tiene.

Los textos creados por un copywriter (además de tener técnicas de persuasión) también incluyen bases de neurolingüística e inteligencia emocional, lo que hace una mezcla perfecta para entregar un mensaje intencionado en el cerebro de los usuarios, creando una necesidad y el deseo de compra.

Además, un buen copywriter combina habilidades y teoría de las áreas de marketing, sociología, psicología y ventas, lo que lo hace perfecto para el desarrollo de textos para landing pages, páginas de servicios, material de venta, correos de cierre o página de contacto.

Como podrás ver existe una línea muy delgada entre un perfil y otro; ambos escriben, pero sus técnicas y los objetivos de sus textos son diferentes. Esto no quiere decir que un redactor de contenido no pueda hacer una landing pego o que un copy no pueda desarrollar un buen blog, la mayoría transita de un perfil a otro sin ningún problema.

Así que ahora ya conoces las diferencias entre un redactor de contenidos y un copywriter, para la próxima vez que necesites desarrollar un buen blog o una landing page sepas a quién llamar para apoyarte.

Author: Smile Marketing

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *